< Ir al listado de Noticias

Ahorrar en casa con la ayuda de tu asesor energético

On Watio. Ahorra en la factura de luz y gas. Ahorrar en casa

Seguramente, en algún momento de los últimos meses, habrás resoplado observando las facturas de luz y gas de tu casa. En verano, porque los aires acondicionados se llevan un buen pico, y en invierno porque la calefacción es muy necesaria.

“Quiero pagar menos luz y gas” es la frase que pone en marcha todo el mecanismo que lleva hasta un asesor energético. Si la has pronunciado recientemente o sospechas que no tardarás en hacerlo, esta información te interesa.

¿Qué es un asesor energético?

Es el alma y motor de Onwatio Consulting. Es un especialista en el sector de las energías cuyo objetivo es, precisamente, que ahorres en las facturas de electricidad y gas.

La base de su trabajo no es decirte que apagues las luces cuando salgas de una habitación -que no es un mal consejo- sino más bien ayudarte a tener el control del consumo de casa y consiguiendo que pagues menos en las facturas.

Como casi en todos los aspectos de la economía, las variaciones del mercado son constantes y para quien no conoce el tema, imposibles de llevar al día. Por eso es importante tener un asesor que esté al tanto de todo lo que pasa en el sector energético, que te de toda la información sobre los cambios que se producen y que te ayude a contratar lo que se adapta mejor a ti y a tu casa.

Se acabaron las bodas indisolubles entre consumidores y empresas. Ahora nada está escrito en piedra y cambiar de una compañía a otra es tan sencillo como hablar con nosotros para que encontremos un precio y unas prestaciones mejores.

El control del gasto no sólo tiene que ver con los electrodomésticos que tienes encendidos. Es muy importante entender que el ahorro, tanto económico como energético, depende de las características de cada vivienda, del número de habitantes, de la potencia contratada, y del precio que se paga por día o por franja horaria.

¿Cómo saber si la potencia que tengo contratada es la más adecuada?

Conocer la potencia contratada en casa es uno de los primeros pasos que hay que dar para bajar el consumo energético, y habitualmente se contrata mucho más de lo que se necesita por miedo a que “salte” algo cuando hay varios electrodomésticos, grandes o pequeño, encendidos.

Normalmente se pone en práctica una sencilla fórmula: cada electrodoméstico debe tener una etiqueta o ficha en la que se especifica lo que gasta. Así que lo que hay que hacer para determinar qué potencia se necesita en casa es armarse de papel y lápiz, más un poco de paciencia, y recorrer las habitaciones una por una, sumando los gastos de cada electrodoméstico

Cuando esta sencilla suma de kilovatios está hecha, hay que multiplicar por un coeficiente de simultaneidad, es decir, la potencia máxima que se alcanza cuando los electrodomésticos están en marcha a la vez. Una especie de pico de energía casero. Así se extrae una media que, multiplicada por 0,25 nos dará la potencia de lo que deberías tener contratado.

Pongamos un ejemplo práctico:

  • Televisión: 0,5 kw
  • Vitrocerámica: 1,5 kw
  • Lavadora: 1,5 kw
  • Lavavajillas: 2 kw
  • Microondas: 1 kw
  • Horno: 2 kw
  • Calefacción: 2 kw
  • Frigorífico: 0,5 kw

El total de consumo de todos estos electrodomésticos es 11 kw, que multiplicados por 0,25 más 1 kw de potencia mínima contratada da un total de 3,75 kw de potencia, que debería ser lo que estuviera contratado en esta casa.

Ahora sólo tenemos que ir a la potencia que contrataste en su momento, y que tiene que aparecer en el contrato que firmaste con la compañía, o en las facturas de cada mes -es un dato obligatorio- y comprobar si los números coinciden o si hay mucha diferencia entre ellos. 

Lo más probable es que hayas contratado más de lo que necesitas, y aquí es donde entra tu asesor energético y toda la formación y conocimientos que tiene sobre el mercado energético. 

Ajustando la potencia contratada a la que necesitas de verdad, conseguirás ahorrar en las facturas, y en el consumo.

Actualmente existen dos franjas de potencia, la de día y la de la noche, y según la ley, puedes contratar una u otra siempre y cuando la segunda -la de la noche- sea igual o superior a la primera. Por la noche el precio de la potencia es muy bajo, con lo que es una propuesta interesante para las personas que tienen que cargar sus coches eléctricos, o que utilizan acumuladores.

Franjas de consumo y cuáles te interesan

Es otro de los aspectos por los que necesitas un experto en la materia. Habrás oído hablar de los tramos de consumo, o lo que es lo mismo: cuándo es más barato para ti poner una lavadora, según lo que contrataste.

Pero desde el 1 de junio de 2021 el gobierno estableció una discriminación horaria que distingue entre horas punta, horas valle y horas llano, siendo las primeras las más caras y las últimas las más baratas. 

Además, las horas llano se extienden a los fines de semana y festivos nacionales, de manera que, si en tu contrato no se especifica lo contrario, te sale más barato poner lavadoras los fines de semana o entre semana de doce de la noche a ocho de la mañana. Lo mismo vale para hornos, secadoras, lavavajillas y demás electrodomésticos cuya utilización puedes elegir.

Sin embargo, muchas compañías energéticas ofrecen una especie de “tarifa plana” que, a pesar de tener en cuenta la discriminación horaria, promociona un precio único, todos los días, a todas horas. 

Estas ofertas van cambiando, las compañías son libres de subir y bajar precios o de modificar las condiciones. De ahí la necesidad de hacer una revisión al año, con un profesional que te informe y aconseje sobre cada modificación, nueva promoción o precios más ajustados.

Algunos consejos para ahorrar que está bien recordar

El sentido común y los consejos básicos para ahorrar en la factura de la luz siguen vigentes. Conviene recordar algunos de ellos.

  • Cuidado con los aparatos en “stand-by” como la televisión, la cafetera eléctrica o el ordenador. Si no los apagas por completo, siguen consumiendo energía.
  • Tu casa debe estar bien aislada, tanto del frío como del calor. No puede haber fugas ni rendijas porque se incrementa el consumo.
  • Que el calentador no te haga trampas: los fabricantes suelen ponerlo a unos 60º, pero con 40º es más que suficiente. No se nota a la hora de tomar una ducha, pero el bolsillo lo agradecerá,
  • Aprovecha la luz natural y potencia su presencia a través de espejos y paredes y suelos de color claro.
  • Mantén una temperatura lógica. Entre 19 y 21º en invierno, y entre 24 y 26º en verano es suficiente para estar cómodo en casa.

¿Tienes alguna duda? Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos y responderemos cualquier cuestión que se plantee.

Foto de Becca Tapert en Unsplash

CONTACTA
CON NOSOTROS

Ahorra energía y dinero con nosotros

Completa tus datos y adjunta tu factura de luz/gas para obtener las mejores ofertas. Estamos aquí para simplificar tu experiencia energética. ¡Contáctanos ahora!

Oficina

T. 634 151 420
E. admin@onwatio.com







    Al contactarnos aceptas que ENERGY MANAGER SOLUTIONS S.L. trate tus datos para dar respuesta a las consultas o cualquier tipo de petición que sea realizada por el usuario a través de cualquiera de las formas de contacto que se ponen a su disposición en la página web del responsable (por el interés legítimo del responsable, art. 6.1.f GDPR) y para realizar análisis estadísticos y estudios de mercado (por el interés legítimo del responsable, art. 6.1.f GDPR). Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestras Condiciones de uso y Privacidad y contactando en dpo@agenciadatos.com